Reseña de Charapo por Pablo D.Sheng

¿Y verás como quieren en Chile al amigo cuando es forastero?

No sé qué hora es, pero hace calor y es invierno. En mis manos tengo “Charapo” de Pablo D. Sheng, quien amablemente me mandó su pdf antes de que lanzaran el libro el 28 de junio de 2016. Lo primero que veo es:

“Ahora soy sólo un ave que triste busca su nido”

Grupo Celeste

Busqué en internet y “Grupo Celeste” era una agrupación de cumbia peruana, la cual D. Sheng sugería secretamente como la banda sonora del libro. La historia comienza con la descripción del último momento en que el protagonista (Charapo) vio a su esposa e hija en su casa -la que se encontraba casi corroída por la pobreza-. Charapo, era un inmigrante peruano, que viajó desde la Sierra peruana a Chile en busca de un nuevo paradero, de un nuevo trabajo, de un nuevo todo.

Charapo se sumergió en una ciudad que se convirtió en su antagonista. Era una ciudad hipócrita y tuberculosa que transformó su aventura, en un suspiro paralítico. Los sucesos vividos fueron relatados con imágenes vigorosas al estilo de los juguetes View-Master que giraban mostrando un carrusel de fotos con diferentes temáticas. Entre los distintos párrafos, se pueden encontrar diapositivas brutales, muy bien logradas; estéticamente espontáneas y oportunas. Hay otros pasajes que evocan lugares comunes como la calle, la corrosión de la ciudad, los olores, la bulla: “No había patios en las casas del pasaje. En el día, los pájaros se posaban en las tejas. Se agrupaban palomas y los gatos las asustaban. Bajaban por unas aberturas del entretecho que no fueron cerradas (…) El olor a basura venía de un rincón de la pieza. Era como el de una chucha sangrona. Cuando llamé a la Diana, sentí  que el olor me rozaba la cara”. (12) Lugares como Plaza de Armas, Patronato, el Cementerio General y Recoleta son fotografiados por el lápiz de Sheng en cuerpo y espíritu. Son escenarios de la historia captados con la gente que repleta sus calles, que compra, ríe, trabajaba y pelea.

El texto tiene varios puntos y comas que forman una parte estructural y casi una extensión de las letras. A través de aquellos signos me pareció oír la respiración mecánica y cautelosa del protagonista.

Charapo es un aventura entrañable y al mismo tiempo  una historia impetuosa ,relatada con la intensidad de un bolero.

“Charapo”

De Pablo D. Sheng

97 páginas.

Editorial Cuneta.