Películas de terror mejores que “La Horca”… al estilo de “La Horca”

Sí, lo sabemos. Para bien o para mal, Hollywood nos plagió el nombre. Como fanáticos del género, nos parece necesario hacerle justicia mostrando una subjetiva lista de títulos que muestran un rostro vanguardista y contemporáneo.

Por @festayj

En días donde la industria escupe producciones de pulso cocainómano y sustos epilépticos, es necesario detenerse en aquellas joyas del celuloide que sustraen algo más que el concepto genérico del horror. La gracia de estas películas es que producen el terror mediante cocción lenta, dejando de lado la emoción de los “jumpscares” o la pirotecnia del gore y las criaturas (films que por cierto, también son una delicia).

Esta es una lista de títulos independientes que abordan el género como una brocha especial, donde cada realización es un cuadro y no un juego mecánico.

Don’t Look Now (1973)

Un clásico del horror independiente sobre un matrimonio joven que viaja a Venecia después de haber perdido en un accidente a su pequeña hija. El duelo los lleva a un tour lleno de espejismos que acechan la memoria de la pareja.

Este enigma de filme se inspira en las obras de Alfred Hitchcock para lograr una postal gótica y misteriosa que merece más de una mirada, especialmente si consideramos su inesperado final (por cierto, este no será el único filme en la lista con una conclusión sorpresa).

Willow Creek (2013)

Un cómico paseo de pareja hacia el lugar donde se grabó la única evidencia visual de Pie Grande, se convierte en un inquietante filme casero que de a poco va borrando las sonrisas.

Por increíble que suene, este tipo es el director:

Bobcat Goldthwait: el villano gritón de Loca Academia de Policía

Recogiendo y potenciando los elementos que resaltaban el status de “independiente” en la Bruja de Blair, este filme es un tour por momentos de silencio y tomas largas que erizan los pelos. El tono humorístico del comienzo y el extraño vistazo final, hacen de esta “filmación hallada” un animal singular.

Sleepaway Camp (1983)

La trama es convencional, los diálogos son absurdos y algunas actuaciones dan vergüenza ajena.  Al haber escrito esto, uno realmente se cuestiona si vale la pena incluir la  película en esta lista, pero el final… es un manjar.

It Follows (2014)

Una criatura imparable que adopta múltiples formas persigue al involucrado más reciente de una misteriosa cadena que se traspasa manteniendo relaciones sexuales.  El “ente” asesina al último del eslabón para seguir con el anterior, así que la única forma de quitárselo de encima es “pasándolo” a alguien más.

Aunque con una analogía algo anacrónica a estas alturas, la película se entiende como el “slasher film” que nunca se estrenó durante el auge del sida. Desde ese podio el filme utiliza un soundtrack ochentero y un ritmo narrativo singular que reinterpreta la contemporaneidad con una visión digna de cualquier VHS.

KILL LIST (2011)

La cesantía fuerza a dos ex – militares a ponerse al servicio del bajo mundo londinense asumiendo la tarea de eliminar a una lista de personas que la mafia quiere fuera del mapa.  La lista avanza y el trabajo se va oscureciendo cada vez más.

Ben Weathley es sin duda uno de los directores vigentes más  prometedores y vanguardistas (actualmente se encuentra trabajando en una adaptación de “High Rise”, la novela de J.G Ballard).  En esta oportunidad su trabajo es un misterioso retrato suburbano de fuerzas ulteriores y secretas. El resultado en pantalla es una aterradora película de mafia.

Under The Skin (2013)

Una bella y extraña mujer caza hombres a bordo de una van, atrapándolos en una forma de consumo alienígena de la cual ella y otro individuo son cómplices.

Siendo originalmente una novela de Michael Farber escrita en un tono sarcástico y oscuro, el filme recoge elementos del libro para contar una historia escencial y perturbadora. Jonathan Glazer, director de otras grandes obras como “Sexy Beast”, hace una road movie alienígena llena de momentos abstractos, donde la pesadilla extraterrestre parece demasiado familiar. El filme de horror, es quizás es uno de los más poéticos y bellos de la última década.