ándate al carajo: etimología de un ¿insulto?

tumblr_lsvmzcqTCK1qlgpo6o1_400Un dato muy curioso es el origen de la palabra CARAJO. Se le denominaba así a la pequeña canastilla que se encontraba en lo alto de los mástiles de los navíos antiguos españoles (y que todos hemos visto por televisión alguna vez) y donde los vigías observaban el horizonte en señales de tierra o de algún otro barco.

Por su ubicación en un sitio de mucha incomodidad dada la soledad y el fuerte movimiento del navío porque ahí se siente en mayor grado el movimiento lateral de un barco de vela (lo que causaba mareos al más veterano). Pero no estaban ahí por algún motivo de buena o mala suerte, pues era considerado un lugar de CASTIGO para aquel que cometiera algún delito o infracción.

La persona en cuestión subía a cumplir horas y hasta días enteros en el CARAJO y luego al bajar estaba tan mareado que se quedaba tranquilo por unos días  y se portaba bien para no volver arriba por. Es por ello que viene la expresión de “MANDAR AL CARAJO” a alguien en la actualidad. La persona quedaba “HECHA UN CARAJO” .

La Real Academia Española nos afirma que “CARAJO” es una de las formas de llamar al órgano sexual masculino y esto se debe a que en esas épocas los marineros asociaban al mástil y a la canastilla también con el órgano en cuestión,  así que terminaron llamándole CARAJO a la canastilla.Con el tiempo, algunos marineros curtidos y hábiles en estos menesteres al terminar su vigilia en lo alto no se le notaba muchos problemas de salud por lo tanto sus compañeros decían: “Ese tipo está del carajo” (es decir bien); por ello la connotación cambia totalmente para bien.Entonces tenemos una palabra que puede significar polos muy opuestos.

Por ejemplo:
“esto está más bueno que el carajo” o todo lo contrario “si esto continúa nos iremos pal carajo”.
Incluso hasta las felicitaciones se la puede añadir, pero todo depende de cómo se diga y del contexto. Incluso también se puede utilizar para dejar una duda: “Que carajo es esto”. Solo hay que recordar que es una palabra de mar de los marinos españoles.