Henry Miller y los cimientos como factor disciplinario en la escritura

Para quienes se están introduciendo en la fantástica tarea de escribir. Ya sea cuentos o novelas, es siempre importante mantener una disciplina a la hora de llevarlo a cabo, ya que si nos desordenamos, no terminamos nunca. Hay historias que son para acabarlas pronto y otras que requieren de años para encontrar la verdad en las palabras o el desahogo perpetuo de la experiencia. Como en el caso de James Joyce que inició su libro de cuentos “Dublineses” en 1904 y lo finalizó en 1914.

Cada persona lleva un ritmo, sin embargo los consejos de los maestros son esenciales para iniciar.

Cuando Henry Miller comenzó a trabajar en su emblemática novela Trópico de Cáncer, elaboró una serie de reglas y un programa que siguió puntual y estrictamente, hasta conseguir un libro que hasta hoy se le reconoce como una de las obras maestras del siglo XX.

MANDAMIENTOS

  • Trabajar en una cosa a la vez hasta terminarla..
  • No empezar libros nuevos, no añadir nuevo material a “Primavera Negra”.
  • No estar nervioso.
  • Trabajar con alma , con placer con audacia, con cualquier cosa que se tenga a mano.
  • Trabajar de acuerdo al programa y no de acuerdo al humor.
  • ¡Detenerse en el momento convenido!Cuando no se puede crear , se puede trabajar.
  • Cimentar un poco todos los días en lugar de agregar más fertilizante.
  • !Mantente humano! Encontrase con gente , ir a lugares , beber si se tienen ganas.
  • !No seas un caballo de tiro! Trabaja sólo por placer.
  • Deja de lado el Programa cuando te parezca; pero no olvides retomarlo a a mañana siguiente.
  • Olvídate de los libros que quieres escribir. Piensa sólo en el libro que estás escribiendo.
  • Escribir es siempre lo primero. Pintar , música , amigos, cine, todo esto viene después.

PROGRAMA DIARIO: 

Mañanas: Si estás un poco atontado  tipea notas y tratar de ubicar a modo de estímulo. Si estás en buena condición , escribe.

Tardes: Trabaja a mano las diferentes secciones siguiendo el plan de la sección escrupulosamente. Nada de intrusiones, nada de diversión. Trabaja terminando siempre de una sección por vez por las buenas y para siempre.

Noches: Leer en cafés.Caminar.Toma notas , redacta planes, organiza gráficos, corrige el manuscrito.

Nota: Permitirse durante el día tiempo suficiente como para visitar museos y trazar algún boceto ocasional o darse una vuelta en bicicleta. Bocetar en cafés, en trenes y en calles.

( método de trabajo 1932-33)